La fiebre del gin…

Bayas de enebro

En los últimos años, la fiebre del gin-tonic  no ha hecho más que aumentar. Cada vez son más los concursos, catas, fiestas, noches especiales y otros muchos eventos que giran en torno a esta bebida. Y yo me planteo…¿quién es el protagonista? ¿el gin o el tonic?

Probablemente no haya una respuesta unánime a esta pregunta y por ello haré dos entradas: una dedicada al gin ; otra dedicada al tonic.  Para que los fiesteros, los vividores y todos aquellos que disfrutéis de un digestivo en buena compañía, no dejéis de curiosear.

Os dejo con el Volumen I:

¿De dónde sale la ginebra?

La ginebra es una bebida alcohólica que se obtiene por destilación de la cebada y otros cereales y cuyo sabor característico deriva de las bayas de enebro. El primero en elaborarla fue un médico holandés (Dr. De Boe) en el siglo XVI y sus fines eran puramente curativos. Como podréis imaginar, este aguardiente (denominado “Genever”) comenzó a hacerse popular y no sólo entre holandeses, sino también entre las tropas británicas que estaban desplazadas en Holanda con motivo de la Guerra de los Países Bajos.

Así, Londres también se puso a producir ginebra (a la que denominaban “Gin”), pero nunca de la misma manera que los holandeses. Parte de la materia prima era difícil de conseguir, y por motivo de costes e impuestos tuvieron que modificar la fórmula que tanto les había gustado. El resultado: una ginebra mucho más seca a la que se denominó “London Dry Gin”.

Por lo tanto, “ginebra” y “gin” no son exactamente lo mismo, aunque suelan utilizarse como sinónimos . Por una parte, hay cierta diferencia entre el alcohol de base (cebada malteada para la ginebra holandesa y sin maltear para el gin londinense) y sobre todo, entre los ingredientes botánicos que se utilizan para darles aroma. El único que tienen en común, son sus características bayas de enebro.

¿Qué ginebra me puedo comprar?

Como adelantaba al principio de este post, cada vez se destina más espacio en los lineales a la ginebra y cada vez nos ofrecen más ginebras en los bares. No en vano, España es el tercer consumidor mundial de ginebra según la International Wine & Spirit Research y va ganando posiciones como consumidor de ginebras premium o de alta gama. Todo tiene sentido: cuanto más consumimos, más motivos les damos a los fabricantes para seguir sorprendiéndonos.

Darse un paseo por un hipermercado y detenerse en su lineal de ginebras es toda una aventura. Y si no, echadle un vistazo a la web de vuestro hipermercado favorito… Podemos llegar a encontrarnos hasta 40 referencias de ginebra (!), de ahí que sea recomendable tener muy claro cuál es la que nos gusta…si no, podemos caer en la tentación. Hagamos un breve recorrido por las principales marcas de consumo:

Las terrenales

LOGOS

Beefeater (grupo Pernod Ricard):   es de las pocas ginebras internacionales que sigue fabricándose en Londres. Ocupa el primer puesto de ginebras a nivel mundial y en España también es la nº1.  Además, ha sido elegida como mejor ginebra de la San Francisco World Spirits Competition 2013.  En los lineales nos encontramos con su versión clásica (London Dry Gin, alrededor de los 13€) y con su versión premium (Beefeater 24, alrededor de los 27€).

Bombay (grupo Bacardi): también presenta una versión clásica (London Dry Gin +/- 11 €) y una versión premium (Bombay Sapphire, +/- 22€), que se presenta en una botella azul grabada con los dibujos de sus principales ingredientes.  El Bombay Sapphire es de las ginebras premium que más rápido ha crecido a nivel mundial.

Tanqueray (grupo Diageo): fundada en 1830, es la ginebra más premiada de todos los tiempos. Estados Unidos sigue siendo su mercado principal, pero cada vez es más común encontrarse a gente que consume Tanqueray en España. Se presenta en versión clásica (London Dry Gin, +/- 13 €) y premium (No. Ten, +/- 30€).

Gordon’s (grupo Diageo): es una de las ginebras más populares y más accesibles. En España nos encontramos con su versión clásica (London Dry Gin, +/- 8 € la botella de 70 cl.), aunque en otros países se venden también referencias como la Gordon’s Sloe Gin, la Gordon’s Space, la Gordon’s Spark  y combinado ya preparado en lata Gordon’s & Tonic.

Larios (grupo Beam): es la ginebra española más veterana y, aunque ahora pertenece al grupo Beam, la gente sigue identificándola como la ginebra nacional. Su versión clásica ronda los 10 € y su versión premium (Larios 12), los 12 €. Después de más de 150 años, su botella ha cambiado de diseño, y también la etiqueta que la viste. Es la ginebra que nunca falta en bares, restaurantes y supermercados.

Seagrams (grupo Pernod Ricard, distribuida en España por Osborne): a diferencia de la gran mayoría de las ginebras del mercado, Seagrams es de origen canadiense y no europeo. En la actualidad, Coca-Cola ostenta los derechos sobre las bebidas preparadas Seagrams (como la Seagram’s ginger ale). Su precio en los supermercados ronda los 15 euros.

Las caprichosas

BOTELLAS

Bulldog: es una de las ginebras premium de moda en nuestro país, y eso que es relativamente nueva.  Para Bulldog, España es su principal mercado aunque Estados Unidos le sigue de cerca y cada vez va ganando más peso en Europa. Podemos llevarnos esta original botella a casa por unos 23 €.

G’vine: creada a base de uva y no a base de grano como el resto de las ginebras, G’vine llega desde Francia pisando fuerte. Existen dos referencias: una más floral (Floraison) y otra más seca (Nouaison). El capricho en este caso, ronda los 38 €.

Hendrick’s: su botella de estilo farmacéutico la hace inconfundible. Hendrick’s es la ginebra premium que está en boca de todo amante del gin-tonic. Ganadora de varias medallas de oro en ediciones anteriores de la San Francisco World Spirits Competition, podemos encontrarla en los lineales por unos 36 €.

Blackwood’sfundada en 2002 en Escocia, esta ginebra también ha llegado hasta los lineales de nuestros hipermercados, con un precio aproximado de 27 €. Su etiqueta va cambiando cada año en función de la añada y se elabora en base a un programa de cultivo sostenible. El respeto a las cosechas locales de Shetland es, sin duda, su seña de identidad.

Citadelle: es una ginebra que se destila artesanalmente, en alambiques de cobre y a llama viva en Dunkerque (Francia). España es su mejor mercado y su colección de medallas de oro es interminable. El precio de su versión clásica ronda los 30 €, aunque otras referencias, como la Citadelle reserva, alcanza los 50€. Su botella es de las que merece la pena observar y conservar.

Podría seguir mencionando muchas más ginebras, pero el post sería interminable. Dentro de poco seguiremos curioseando y aprendiendo sobre la tónica. Y como por fin es viernes, sólo me queda decir una cosa: Buen finde a todos …¡y que la ginebra os acompañe!🙂

4 thoughts on “La fiebre del gin…

  1. Estimada Gaëlle:

    Enhorabuena por esta entrada tan bien explicada y documentada.

    Simplemente un comentario: dentro del grupo de caprichosas olvidaste una que no puede dejar de mencionarse por la enorme relevancia que ha tenido en la historia militar de nuestra patria: Lirios.

    Son míticas las historias de aquellos rudos hombres que en encogorzaban hasta hacer suplicar a sus hígados en plenas maniobras de la “mili”. De hecho he tenido la oportunidad de conocer de primera mano un testimonio de uno de esos hombres de verdad.

    En fin, espero que esto colabore a tu más que sólido conocimiento del “gin”.

    Anónimo para todos menos para Gaëlle.

    Me gusta

  2. Pingback: La fiebre del tonic | gran consumo

  3. Pingback: Milka Choco Jelly: “una sorpresa en cada onza” | gran consumo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s