Fecha de caducidad, muerte súbita y marketing

¡Mil gracias a Ángela Puente Salamanca, técnico de calidad en industria agroalimentaria, por su colaboración en este post!

retocada caducidad

Hoy vengo a hablaros de la fecha de caducidad y de esa expresión de pánico absoluto que nos invade a todos cuando nos comemos un yogur “caducado”. Aunque adelanto la conclusión y es que, POR LO GENERAL, no pasa nada cuando nos comemos un producto caducado, me gustaría explicaros algunas cuestiones que considero importantes y que todos, como consumidores, deberíamos conocer.

Lo primero a tener en cuenta es que no es lo mismo “fecha de caducidad” y “fecha de consumo preferente o duración mínima”.

La “fecha de caducidad” es aquella a partir de la cual un producto no es apto para su consumo por no tener la calidad esperada o por no ser seguro para el consumidor. Productos con fecha de caducidad son, por ejemplo, todos aquellos que encontramos refrigerados, como los embutidos, los zumos, los postres o los platos preparados.

Por su parte, la “fecha de consumo preferente o duración mínima” es la fecha hasta la cual el producto conserva sus propiedades siempre y cuando se mantenga en unas condiciones adecuadas de conservación. En este último caso, el producto irá perdiendo características una vez alcanzada la fecha, pero no dejará de ser seguro para el consumidor. Por lo general, todos los productos que encontramos a temperatura ambiente y podemos conservar en casa presentan “fecha de consumo preferente”. En esta categoría clasificaríamos entre otros los cereales, las galletas o el chocolate ya que lo máximo que puede pasar es que pierdan su textura de origen. También entrarían aquí las conservas y las semiconservas.

Además, muchos de los productos que consumimos indican una “caducidad secundaria”, que es el tiempo en que se recomienda consumir el producto una vez abierto su envase original. Seguro que todos habéis leído en los envases la típica frase de “una vez abierto consumir en…”, o habéis visto un dibujo de un bote con una tapa levantada en el que se ve escrito “6M”, “12M”, “18M” o “24M”. Esta es la fecha que indican las cremas de verduras , el gazpacho y la mayoría de los productos cosméticos, por ejemplo.

La diferencia en la duración de los productos reside, fundamentalmente, en la naturaleza de los mismos y en el tratamiento que hayan recibido durante y después de su elaboración…Y existe una serie de curiosidades que me gustaría compartir con vosotros. Diferenciaré por categorías:

Charcutería – Alargar al máximo la vida útil del producto

Las pequeñas empresas del sector cárnico elaboran sus productos y una vez curados o cocidos los lonchean, envasan y tratan de forma que se alargue su vida útil. Las grandes empresas del sector (véase Campofrío y el Pozo, entre otras) intentan aumentar al máximo la vida útil de sus productos y para ello suelen cocer sus productos en el propio envase final. Pensad en vuestros envases de york y de pavo, por ejemplo.

Conservas – Poner una fecha de caducidad “por si acaso”

Si el proceso de conservación está bien hecho podríamos decir que se trata de productos estables para siempre y que podrían consumirse sin problema incluso años después de sobrepasar la fecha de consumo preferente. Hace no tanto tiempo se demostró que una lata de mantequilla de la II Guerra Mundial conservaba, hoy en día, todas sus propiedades y podía ser consumida sin peligro para las personas. Así que, mamá, tenías razón: no pasa nada si me como unos guisantes “caducados” en el 2000.

Productos refrigerados – Mejorar la imagen de marca

Los productos listos para el consumo que se encuentran en refrigeración son, por lo general, de mayor calidad que aquellos que se encuentran a temperatura ambiente. O al menos, así lo percibe el consumidor. Por este motivo, los gigantes del gran consumo suelen apostar por la estrategia de colocar en el lineal de refrigerados productos que en realidad no necesitan refrigeración con el fin de mejorar su imagen. Este sería el caso de muchos de los zumos de los lineales “fríos”.

Productos lácteos

No podía cerrar este post sin hacerle un pequeño guiño a los lácteos. Recientemente se han derogado una serie de puntos de la norma de calidad de los yogures, y entre ellos, el que afecta a la fecha de caducidad de los mismos. El objetivo es que pase a ser una fecha de consumo preferente (decidida en cada caso por el fabricante) para así evitar el desperdicio de alimentos.  Nadie que yo conozca se ha muerto por consumir un yogur caducado…

Estos derivados lácteos son productos fermentados por bacterias lácticas beneficiosas para el organismo. Una vez pasada la fecha se irán perdiendo las propiedades beneficiosas fundamentalmente por la desaparición de estas bacterias específicas pero si el envase se mantiene íntegro y se conserva adecuadamente no existe riesgo en su consumo ya que es un producto que se deteriora difícilmente.

Parece ser que, aún no estando incluidos en la norma de calidad, esta decisión también afectará a postres lácteos como los Activia, Actimel,etc.

En definitiva, no siempre tenemos que alarmarnos ni tirar la comida cuando está caducada. Una cosa es tirar a la basura embutido en mal estado y otra muy diferente tirar latas de conserva, cereales o galletas…¡Pensemos a partir de ahora!

One thought on “Fecha de caducidad, muerte súbita y marketing

  1. Me resulta muy interesante este contenido. Creo que precisamente el problema en el asunto de la caducidad de alimentos es la desinformación que existe al respecto. Es importante saber a qué se refiere la fecha impresa en el envase en cada caso y qué conlleva el consumo de dicho producto dentro y fuera de esa fecha. Así que.. gracias por la info!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s