Las formas también cambian

QUESOS

A veces estamos tan acostumbrados a nuestros productos diarios que nos cuesta aceptar que sus envases y formas vayan cambiando. Si echamos la vista atrás, recordaremos que antes no existía el pan de molde sin corteza (los famosos “bordes” que tanta guerra le daban a algunos padres a la salida del colegio), el azúcar en brick o el café en cápsulas. Tampoco estábamos acostumbrados a los chicles con “estuche” ni a comprar cerveza en barril en el supermercado.

Lo cierto es que el gran consumo nos sorprende día a día y los productos se adaptan cada vez más a nuestras necesidades. Hace unos años, las empresas se dieron cuenta del potencial que tenían los hogares “monopersona”. Se empezó a reducir el tamaño de algunos envases para que el producto pudiera consumirse completamente y así evitar que se quedara abierto y se estropeara. Pensemos, por ejemplo, en los bricks de un solo uso de salsa de tomate, o en los botes de guisantes y champiñones que también existen en tamaño pequeño.

Por otra parte, las formas también han ido cambiando. Uno de los booms más notables fue el de las versiones “mini” de los productos. Ahí están los mini fuets, las mini galletas y, en general, todas las bolsitas pequeñas que podemos transportar para comer en cualquier sitio y que son perfectas para la “media mañana” y la “media tarde”.

El fenómeno del cambio de forma también afectó a otro producto clásico que adoro y del que hoy me gustaría hablaros: el queso. El Président de Lactalis se hizo crema, fondue, snack y recientemente, también salsa (de queso azul, emmental y semicurado, envasada en unos botes muy similares a los del ketchup).

Las cuñas de queso curado comenzaron a venderse cortadas, para evitarnos incluso los 5 minutos de esfuerzo que lleva preparar una tapita de aperitivo. García Baquero, por ejemplo, decidió lanzar un producto llamado “Tapeo” además de sus famosos “Ya cortado”, y en ambos casos especifica que lo que se busca es “ahorrar tiempo y esfuerzo”.

Pero sobre todo, la revolución que más me gusta es la del queso en taquitos. Los expertos en la materia supieron darse cuenta de que el queso podría ser el protagonista de nuestras ensaladas, y de nuevo quisieron ahorrarnos el tiempo que tardamos en cortarlo en cubitos. Mondelez introdujo el Philadelphia ensaladas, García Baquero sus Toques de Queso y Lactalis sus Medallones de queso de oveja y sus taquitos y lonchas de Salakis (todos ellos bajo la marca Président).

Además de untar, rallar, fundir, cortar y recortar un queso me pregunto qué mas se puede hacer con él…

No tengo muy claro hasta dónde pueden seguir creciendo los lineales de productos lácteos, pero como os decía hace unos cuantos meses, estoy segura de que la evolución seguirá siendo significativa. En cualquier caso, os mantendré informados de las novedades y mientras, tanto, ya sabéis que “¡pan/manzana/uva y queso sabe a beso!”.

One thought on “Las formas también cambian

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s