Coca-Cola, siempre presente

Imagen

Es prácticamente imposible que Coca-Cola no aparezca al menos una vez a la semana como protagonista en las novedades del gran consumo. Algunas veces porque sus campañas son llamativas, como la que está llevando a cabo ahora mismo en Reino Unido, personalizando sus etiquetas con los 150 nombres más comunes del Estado y que ya había funcionado a la perfección en otros países como Australia. Otras veces, Coca-Cola está en el punto de mira por cuestiones diferentes, y de ellas me gustaría hablaros hoy.

Recientemente, Kantar Worldpanel publicó que Coca-Cola ha sido la marca más comprada en todo el mundo y en España durante el año 2012, con más de 5.000 millones de actos de compra anuales. Y se dice pronto.En España particularmente, la frecuencia de compra de los hogares es de 10 veces al año, superando a marcas como Activia de Danone o Central Lechera Asturiana. Teniendo en cuenta el mundo tan cambiante en el que vivimos, no deja de ser sorpendente que un producto clásico y tradicional como la Coca-Cola triunfe hasta este punto. O puede que no sea tan extraño. Porque su fórmula es inigualable, y eso lo sabemos todos.

Otra de las noticias recientes más destacadas es que Coca-Cola se está tomando cada vez más en serio las duras críticas que le llegan respecto a la obesidad. Lo cierto es que estas críticas no son nuevas, y llevamos escuchándolas varios años. El alto contenido calórico de la Coca-Cola “normal” es una amenaza para las dietas equilibradas y, aunque eso nos suene lejano y propiamente americano, ha ido haciendo mella en otros continentes como el nuestro.

En un intento por reflejar su compromiso con la sociedad, Coca-Cola ha hecho público que ofrecerá bebidas bajas en calorías en todos los mercados, hará más visible el contenido calórico de sus productos, promoverá programas de actividad física en todos los países donde tenga actividad y eliminará la publicidad dirigida a menores de 12 años. Con estas cuatro promesas, Coca-Cola pretende mostrar su lado responsable y su compromiso con el sobrepeso y con la infancia, aunque a mi gusto, son promesas que llegan tarde y todavía queda por ver en qué quedan estas bonitas palabras. Al fin y al cabo, aunque Coca-Cola se lo tome en serio en los mercados más visibles, como EEUU o Europa, hay muchos países emergentes donde su repercusión mediática es menor (principalmente países asiáticos) y donde la compañía no tiene tanta presión para llevar a cabo este tipo de acciones.

También llama mi atención una publicación del Access To Nutritional Index (ATNI o Índice de Acceso a la Nutrición) que afirma que PepsiCo está mejor valorada que Coca-Cola en temas de nutrición. Algunos de los criterios que ATNI utiliza para alcanzar esta conclusión apuntan a la falta de compromiso que tiene Coca-Cola con respecto a la reducción de las calorías y niveles de azúcar de sus bebidas. Asimismo, apunta que la compañía no ha realizado esfuerzos para luchar contra la desnutrición, a diferencia de lo que hace su principal competidor, Pepsico. Además según el estudio de ATNI, Pepsico realiza un mayor esfuerzo a la hora de desarrollar productos más saludables y este criterio juega en contra de Coca-Cola.

Personalmente,  sí creo que el esfuerzo de la compañía por reducir los niveles de azúcar en sus productos ha sido notable, desarrollando productos como la Coca-Cola Light o la Coca-Cola Zero. Otra cosa es que esos productos sólo supongan un 4% de su facturación anual y que favorezca menos su consumo, sobre todo entre los más pequeños. Que esto cambie a partir de ahora, es algo que está por ver…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s